La gran velocidad con que evoluciona la tecnología nos obliga a actualizar continuamente nuestros equipos y software, esto nos fuerza a tener un proceso de auto-aprendizaje constante que, con la implementación de las tecnologías en los colegios, no solo modifica el sistema de enseñanza-aprendizaje clásico, sino que cuando hay un uso por encima de recomendado el rendimiento académico se ve alterado. (OCDE, 2015). En este trabajo nos centramos en el análisis del nivel preescolar donde los factores mencionados deben trabajar en armonía para poder aplicar, en cada ocasión, una nueva implementación de la tecnología en la enseñanza que afecta, no solo a los niños y niñas en preescolar, sino a lo largo de todos sus futuros años de estudio. Existe una gran variedad de participantes que influyen en estas implementaciones, tales como: las decisiones políticas, que cambian con el gobernante en turno; el entorno familiar; instituciones educativas, que tienen su propio modelo educativo; personal administrativo y docentes, con intereses variados. (Kurtin, 2015). La selección de la tecnología, en forma de ordenadores, laptops, tabletas, internet y, sobre todo, los programas, son algunas de las muchas variables que tienen que ser cuidadosamente seleccionadas y estudiadas para ofrecer la mejor combinación de complementos.

Andrés Saúl de la Serna Tuya

Anuncios